Un Urgente Llamado Por el Periodismo Independiente Cubano

by    /  June 29, 2015  / No comments

Journalist Lázaro Yuri Valle Roca. Photo via Facebook.


Si eres periodista independiente en Cuba —es decir, si eres periodista ilegal en Cuba, pues en la Isla todos los medios de prensa son propiedad privada del Partido Comunista de los hermanos Fidel y Raúl Castro—, puedes terminar expulsado de tu centro de estudios o trabajo, condenado a largo años de cárcel, forzado a salir hacia el exilio por el resto de tu existencia, o en el peor de los casos, muerto.

  1. ¿Vale la pena enfocarse en las imágenes y palabras escapadas de la última utopía viviente en la Tierra? ¿Es la Cuba de hoy un país contemporáneo u otro idilio idiotlógico en el desierto ladinoamericano? ¿Nostalgia post-Guerra Fría con culpa o complicidad del Primer Mundo? ¿Cabe confiar que una Rewwwolución en Red removerá al régimen retrovolucionario de 1959? Aspiro a provocar más dudas que certezas. Leer o no leer: he aquí la cuestión.
  2. Orlando Luis Pardo Lazo nació en La Habana de 1971, donde aún reside y resiste. Como bloguero independiente, es escritor y fotógrafo. Su más reciente libro de ficción se llama BORING HOME (Garamond, 2009). Desde 2010 es el editor el e-zine literario y de opinión VOCES.

Lázaro Yuri Valle Roca, periodista independiente de la capital cubana, el 13 de junio pasado lanzó una denuncia pública a los “representantes de Sociedad Interamericana de Prensa y Reporteros sin Fronteras”, por la “represión indiscriminada contra activistas y opositores pacíficos, periodistas, blogueros, fotorreporteros y comunicadores independientes comprometidos con la lucha por los derechos ciudadanos, humanos y políticos conculcados” en la Cuba de la Revolución, que lleva ya más de 56 años despóticamente en el poder.

Lázaro Yuri Valle Roca escribe su carta abierta no solo en nombre propio sino también por la desesperada situación de sus colegas Vladimir Turró Páez y Enrique Díaz —colaboradores de los portales digitales Misceláneas de Cuba y Primavera Digital—, Juan González Febles —director del sitio web Primavera Digital—, Agustín López Canino y Liván Serafín Morán —blogueros y periodistas independientes— y Antonio Rodiles —director del proyecto de debates audiovisuales Estado de SATS—, pues todos ellos han sufrido en las semanas recientes múltiples arrestos arbitrarios, prácticas de tortura policial, acoso a sus familias, y hasta amenazas de muerte.

En muchos casos, las detenciones ilegales y sin cargo judicial alguno duran “varios días, sin actas de detención ni de ocupación de nuestras pertenencias”, lo cual incluye el robo (más que el decomiso) de sus “teléfonos celulares, cámaras fotográficas, memorias USB”. A estos periodistas y activistas de la comunicación, la Seguridad del Estado castrista (DSE) y la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) los “golpean en los sitios de detención” y los mantienen “durante horas en autos policiales cerrados herméticamente al sol”, por lo que varios de ellos “han perdido el conocimiento presentando cuadros hipoglucémicos”.

En el caso específico de Lázaro Yuri Valle Roca, en la noche del sábado 9 de mayo un auto no identificado intentó embestirlo en la Avenida 26 de Nuevo Vedado, muy cerca de su hogar, el que coincidentemente casi colinda con la emblemática Plaza de la Revolución, ese símbolo venerado por tantos latinoamericanos ignorantes de lo que ocurre en Cuba, así como por tantos académicos cómplices en las universidades norteamericanas.

Pero en la mañana del domingo 7 de junio, Lázaro Yuri Valle Roca vivió una escena de horror que debe insultarnos a todos los amantes de la justicia y la libertad. En una esquina del barrio de Miramar, mientras caminaba pacíficamente, Valle Roca fue arrestado y llevado al cuartel general de la Seguridad del Estado del Ministerio del Interior, en el distante municipio 10 de Octubre.

Luego de interrogarlo e intimidarlo, lo sacaron esposado en otro auto hasta un sitio desierto a las inmediaciones de Santa Cruz del Norte, a decenas de kilómetros de La Habana, y allí un oficial lo obligó a arrodillarse y le puso una pistola automática Browning en su nuca. “Ya estás alertado de lo que te puede suceder”, le dijo el verdugo con uniforme de verde oliva al periodista Lázaro Yuri Valle Roca, quien en su carta al mundo deja claro que “responsabilizo al gobierno de Raúl Castro de lo que a mis colegas y a mí nos suceda en lo adelante”.

Yo diría un poco más. También son responsables de la impunidad en Cuba la sonrisita cínica del presidente de los Estados Unidos Barack Obama, así como la malvada mueca mujeril del cardenal católico cubano Jaime Ortega y Alamino, pues ambos favorecen la legitimación diplomática del régimen represivo de Raúl Castro a costa de la tragedia del pueblo cubano y de nuestras ansias de una vida en la verdad en un sistema democrático.

Por favor, difunde entre tus amigos este llamado de urgencia, y no dejes de expresar tu apoyo moral y material a Lázaro Yuri Valle Roca y al resto de sus colegas cubanos. Su móvil en la Isla es +53-52494085 y su e-mail es lazaroyurivalleroca@gmail.com. Las únicas armas de defensa con que ellos cuentan ahora es con tu solidaridad.

About the Author

Orlando Luis Pardo Lazo was born in Havana City and still resides and resists there, working as a free-lance writer, photographer and blogger. He is the author of Boring Home (2009) and is the editor of the independent opinion and literary e-zine Voces.

View all articles by

Leave a Comment

comm comm comm

Fearless, Ink.