Honduras tendrá presidente a fuerza de bayonetas

by    /  January 5, 2018  / No comments

Protesters in Tegucigalpa. Photo by Rodrigo Abd (AP).

Honduras enfrenta una de las peores crisis políticas, esta se profundizó con las elecciones del 26 de noviembre de 2017, las cuales están seriamente cuestionadas no solo por la oposición sino por observadores internacionales, como el caso de la OEA que ha recomendado la repetición de las elecciones por las irregularidades encontradas.

Según datos no confiables del Tribunal Supremo Electoral, TSE, el actual presidente de la República, Juan Orlando Hernández, quien se presentó a las elecciones para reelegirse en el cargo de forma ilegal, obtuvo el 42,9% de los votos y Salvador Nasralla, candidato de la Oposición Política contra la Dictadura, el 41,4%. El candidato del Partido Liberal, Luís Zelaya, obtuvo el 14,7% de los sufragios.

El 26 de noviembre el TSE dio el primer conteo que señaló la tendencia de gane de Nasralla, pero suspendió esa etapa por varias horas aduciendo problemas en el sistema, al regresar supuestamente el mismo, Juan Orlando Hernández inexplicablemente punteaba los resultados, eso generó gran repudio de la ciudadanía que salió a las calles y aún no sale de ellas porque considera que hubo un fraude electoral para favorecer al que consideran un dictador.

  1. Honduras tiene uno de los índices de asesinato más altos en el mundo. Es también uno de los
    países más peligrosos para los periodistas, según el Índice de la Libertad de Prensa Mundial
    2014, se ubica en el lugar 129 de 180. Los periodistas son amenazados, atacados, y asesinados
    regularmente, a causa de su trabajo. El gobierno de Honduras falla para castigar a los que usan
    la violencia contra los reporteros, esencialmente otorgándoles impunidad. Este espacio será
    dedicado a examinar la falta de protección para los periodistas hondureños quée ejercen su
    profesión. Los temas incluirán el uso de la publicidad patrocinada por el Estado como un
    mecanismo para castigar o compensar publicaciones, y la censura y autocensura como
    obstáculos hacia el progreso democrático.
  2. Nacida en Cofradía, Honduras, Dina Meza ha sido reconocida por PEN Internacional, Amnistía Internacional, Índice de Censura y Periodistas sin Fronteras por su trabajo como periodista y defensora de los derechos humanos. Actualmente, Dina es la fuerza impulsora detrás de la creación del Centro PEN en Honduras. En el 2013, escribió “El Reinado del Terror” (“Reign of Terror”), un reportaje profundo sobre las amenazas a los periodistas hondureños, para la revista del Índice de Censura. En el 2014, fue nombrada una de los “100 Héroes y Heroínas de la Informacion,” por Reporteros sin Fronteras.

Ante la protesta popular la respuesta ha sido el ataque a mansalva con bala viva por parte de la Policía Militar del Orden Público, Policía Preventiva y militares de las Fuerzas Armadas, los resultados de estas acciones han dejado ya unos 27 muertos, más de mil detenidos y decenas de heridos.

Manifestantes del Valle de Sula que está conformado por la costa Norte del país y El Progreso, Yoro, han tomado las calles de los distintos puntos cardinales; obstaculizando el pase de vehículos, lo que ha impactado en la empresa privada a la que los sectores consideran debe tomar una decisión con respecto a que detenga este fraude electoral y obligue la salida de Hernández que corrió a publicar en el Diario Oficial La Gaceta los resultados dados por el TSE que le facilitan un nueva mandato.

En la capital del país hay acciones intermitentes, las tomas de calles y movilizaciones, son parte del accionar, sin embargo la represión ha pasado a otra etapa, tan peligrosa como la primera de represión masiva a selectiva.

Mientras Hernández se prepara para tomar posesión nuevamente como presidente a pesar de su deslegitimación anuncia un diálogo nacional el cual ha comenzado con sus allegados, organizaciones de sociedad civil que le hacen la comparsa y con iglesias que están a su servicio a cambio de canonjías.

Rechazó la recomendación de la OEA de nuevas elecciones y le montó una campaña mediática para descalificar a este organismo aduciendo que se está inmiscuyendo en los asuntos internos de Honduras.

Por su parte los Estados Unidas han tomado un papel protagónico en apoyo a Hernández haciendo caso omiso a los informes preliminares de la observación electoral. No es extraño que el país del norte acostumbrado a decidir por los hondureños y hondureñas tomando al país permanentemente como su patio trasero, esté empecinado en ungir a Hernández otra vez en la silla presidencial, el fraude no es importante para USA sino alguien que les cuide sus intereses y qué mejor forma de asegurar eso con alguien a quien pueden condicionar a cambio de protegerlo en el cargo.

Lo que sí es importante destacar es que la ciudadanía hondureña empezó a perder el miedo con el golpe de Estado de 2009 y esta vez no está tan dispuesta a tolerar la imposición. Las operaciones militaristas para ablandar su resistencia no han tenido efecto hasta ahora, pero la creatividad es una de las cosas que ha mantenido la resistencia a la imposición.

Partidarios de la oposición sostenga una bandera hondureña mientras otros yacen en el piso frente a las fuerzas de seguridad. Foto via REUTERS. Por Jorge Cabrera.

Las juventudes están al frente de las protestas, puede observarse a jóvenes que están dispuestos incluso a ofrendar su vida para evitar otro desastre para el país con alguien que trastocó la Ley primero para reelegirse y ahora para ocupar otra vez el poder sin que haya ganado las elecciones .

La institucionalidad está tan diezmada y bajo el control del mandatario que su accionar es nulo para castigar a los violadores de derechos humanos, pero como siempre presto a criminalizar la protesta social, para ello cuenta con un asidero jurídico que se fue construyendo poco a poco, muy probable ya el presidente Hernández estaba seguro que tendría mucho rechazo popular al alzarse con un triunfo sin haber ganado, el fraude también fue una acción muy planificada.

Entre los llamados a un diálogo ficticio pero mediático, las protestas sociales y la recomendación de nuevas elecciones por parte de la OEA, el camino parece espinoso, veremos qué pasa.

About the Author

View all articles by

Fearless, Ink.