La Información Nunca Debe Dejarse Morir

by    /  May 22, 2015  / No comments

President Jaun Hernando Hernandez is at the center of the corruption scandal. photo via Flickr user: Casa de América.

“El derecho a la información está en el corazón de la democracia. Sólo una ciudadanía que está bien informada sobre las intenciones y acciones de sus líderes electos, puede contribuir de forma efectiva al proceso de toma de decisiones que afecta su futuro. En el sentido más básico, la participación democrática depende de la habilidad de los ciudadanos de acceder a la información que necesitan para tomar el control dentro de la sociedad”, señala la publicación de la UNESCO denominada El Derecho a la Información en América Latina.

  1. Honduras has one of the world’s highest murder rates. It is also one of the most dangerous countries to practice journalism, ranking 129th out of 180 in the 2014 World Press Freedom Index. Journalists are regularly threatened, attacked, and killed for their work. The Honduran government fails to punish those who use violence against reporters, essentially granting them impunity. This space will be dedicated to examining the lack of protection for Honduran journalists exercising their profession. Topics will include the use of state-sponsored advertising as a mechanism to reward or punish publications, and censorship and self-censorship as hindrances to democratic progress.
  2. Born in Cofradía, Honduras, Dina Meza has been recognized by PEN International, Amnesty International, Index on Censorship and Reporters without Borders for her work as a journalist and human rights advocate. Currently, Dina is the driving force behind the creation of Honduras PEN Centre. In 2013, she wrote “Reign of Terror,” an in-depth report on threats to Honduran journalists for Index on Censorship’s magazine. In 2014, she was named one of Reporters Without Borders’ “100 Heroes and Heroines of Information.”

Pensando esta declaración para Honduras podría decidir entonces que mi país se quedó sin corazón pues la información no es lo más importante para los tomadores de decisiones en esta nación. Entonces la clave está en que la democracia está lejos de alcanzarse.

Qué grave daño para la sociedad hondureña que se queda sin información vital, por ende no tiene el control para la toma de decisiones.

Cuando la información pretende fluir encuentra en el camino muchos lobos, como la caperucita roja cuando iba para donde su abuela. Estos depredadores le apuestas a enclaustrarla para que no salga nunca y si sale se pueda enviar de forma tergiversada.

Basta con ir a los medios corporativos, esos que son propiedad de unas pocas personas. Allí encontramos que falta mucha información de importancia. La misma no se publica porque afecta los intereses de personajes que tienen una conexión directa con los dueños de esos medios ya bien sea por intereses económicos o políticos.

Creo que en el país de cada 10 periodistas que ejercen su profesión en uno de estos medios, nueve tienen una historia en la que figura una censura directa o indirecta para que esa información que se consiguió de fuentes informativas no salga de las salas de redacción.

Podríamos decir que hay un daño irreparable cuando lo anterior suceda. Quién puede rescatar esa información? A veces eso se logra por la acuciosidad de ciudadanos y ciudadanas que dan seguimiento a algunas pistas que se les quedaron sueltas a los depredadores de la información. En otros casos sale por el compromiso social que tienen los y las periodistas, quienes sin importarles los riesgos logran sacar esa información aunque no sea en su propio medio sino canalizándola por otros que son abiertos a publicar lo que le interesa a la sociedad.

Si revisamos los medios diariamente y comparamos la información con la realidad de Honduras, nos encontramos con ese vacío informativo. En muchos casos observamos que la información fue manipulada antes de salir y lo que llega a la sociedad está muy alejado de la verdad.

Un acto de corrupción gravísimo en el país ha sido el saqueo del Instituto Hondureño de Seguridad Social, sobre lo cual a diario nos dan circo, los verdaderos responsables de la sustracción de miles de millones de lempiras están tranquilos, con sus bolsillos llenos y muriéndose de la risa, pues la justicia no está cerca y quizá nunca llegue.

La denuncia se hizo a través de u medios de comunicación, Radio Globo y Globo TV, la pestilencia sigue saliendo, pruebas contundentes que señalan a los responsables directos, los que vinculan con el partido de gobierno, el Partido Nacional. Millones de lempiras fueron utilizados para el financiamiento de la campaña del actual gobernante Juan Orlando Hernández, según cheques emitidos y que no salieron nunca públicamente.

Pero el partido en mención y sus dirigentes han reaccionado con estrategias mediáticas orientadas a devolver la información en el sótano cerrado con mil candados para que no se conozca en su totalidad.

Para ellos han lanzado comunicados desmintiendo su involucramiento, marchas con miles de ciudadanos y ciudadanas que son traídos desde muchos puntos del país con los dineros públicos, y lo último que han hecho es amenazar con iniciar un juicio por difamación si el medio de comunicación antes mencionado sigue sacando más datos.

Los juicios por difamación son un arma poderosa que se usa desde el Estado para amedrentar a la prensa, impone la autocensura y genera el silencio. Eso lo dijo la medida cautelar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, emitida el 05 de noviembre en el caso del periodista Julio Ernesto Alvarado .

Pero para este problema haya un arma más poderosa, esta es la presión ciudadana para que la información no se muera y para que la sociedad tenga los elementos necesarios para la toma de decisiones.

About the Author

View all articles by

Leave a Comment

comm comm comm

Fearless, Ink.