Congratulaciones: Cuba Continúa en el Top-Ten de la Censura

by    /  May 27, 2015  / No comments

The reestablishment of US-Cuba relations has done nothing to improve press freedom. Photo via Flickr user: Bryan Jones.

Cuba, dirigida por sucesión dinástica desde que en 2008 el general Raúl Castro asumiera el poder de manos de su hermano —el ex comandante en jefe Fidel Castro—, continúa cosechando “éxitos” en términos de violar los derechos humanos y censurar las libertades fundamentales, como la libertad de expresión.

  1. ¿Vale la pena enfocarse en las imágenes y palabras escapadas de la última utopía viviente en la Tierra? ¿Es la Cuba de hoy un país contemporáneo u otro idilio idiotlógico en el desierto ladinoamericano? ¿Nostalgia post-Guerra Fría con culpa o complicidad del Primer Mundo? ¿Cabe confiar que una Rewwwolución en Red removerá al régimen retrovolucionario de 1959? Aspiro a provocar más dudas que certezas. Leer o no leer: he aquí la cuestión.
  2. Orlando Luis Pardo Lazo nació en La Habana de 1971, donde aún reside y resiste. Como bloguero independiente, es escritor y fotógrafo. Su más reciente libro de ficción se llama BORING HOME (Garamond, 2009). Desde 2010 es el editor el e-zine literario y de opinión VOCES.

En efecto, el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), con sede en Nueva York, publicó el pasado mes de abril su análisis de los diez países de mayor censura en el mundo. Estos estudios se basan en una serie de indicadores como “la ausencia de medios privados o independientes, el bloqueo de sitios web, las restricciones sobre la grabación y la difusión electrónicas, los requisitos de licencias para ejercer el periodismo, las restricciones sobre los movimientos de los periodistas, la vigilancia gubernamental de los periodistas, la interferencia de las señales de radio y televisión extranjeras, y la prohibición del ingreso de corresponsales extranjeros”.

En este coctel del despotismo de Estado, Cuba obtuvo la posición número 10, por continuar teniendo “el clima más restrictivo de las Américas en materia de libertad de prensa. Los medios impresos y audiovisuales están bajo el control absoluto del Estado comunista de partido único, que ha estado en el poder por más de medio siglo y, según lo previsto por la ley, deben actuar conforme a los fines de la sociedad socialista”.

Los otros países de esta lista de la vergüenza son: 1. Eritrea, 2. Corea del Norte, 3. Arabia Saudita, 4. Etiopía, 5. Azerbaiyán, 6. Vietnam, 7. Irán, 8. China y 9. Myanmar. Estos son, más allá de signos ideológicos de izquierda o derecha, los verdaderos aliados espirituales de la Cuba de los Castros: regímenes represivos con o sin la máscara de estar llevando a cabo “reformas” raquíticas o una “transición” demagógica hacia la democracia.

El hecho de que el Presidente estadounidense Barack Obama recién intente relacionarse con el gobierno de La Habana, para restablecer relaciones diplomáticas tras medio siglo de política aislacionista, no significa mucho para la vocación de control absoluto de la élite militar cubana. La promesa de Raúl Castro de deponer su alto cargo en 2018 tampoco implica una esperanza de apertura, pues ya la gerontocracia prepara su siguiente sucesión dinástica, cuando el coronel Alejandro Castro—hijo del general Raúl Castro—asuma el poder de manera unipersonal o al estilo de una partidocracia.

Toda la prensa legal en Cuba está monopolizada por el Partido Comunista, tal como lo reconoce la Constitución de nuestro país. Así, la propiedad pública en Cuba es en la práctica un disfraz de la propiedad privada. Por su parte, la prensa independiente dentro de la Isla en realidad depende para subsistir del apoyo que recibe desde el exterior, gracias a ONGs pro-democracia internacionales y al apoyo de los exiliados anti-castristas cubanos.

El escenario de cara al futuro inmediato no puede ser más descorazonador, a pesar de que han surgido nuevos portales de noticias como 14yMedio.com, liderado por la reconocida bloguera Yoani Sánchez desde La Habana. Y es que el internet es una herramienta muy útil también para las dictaduras, que han aprendido a usarla para su conveniencia. En el caso de Cuba, esta estrategia conlleva la creación de cientos de páginas oficiales, muchas de ellas dedicadas a atacar a los comunicadores independientes y a los activistas pro-derechos humanos, mientras que otras simplemente replican hasta la náusea las noticias de la prensa oficial.

Los gobiernos democráticos del mundo, incluida la administración Obama, no debieran dejar abandonados ahora a quienes desde la Isla intentan recuperar la voz ciudadana de una nación secuestrada por un sistema no tanto socialista como incivil. Cuba necesita de la solidaridad mundial como mecanismo de ejercer presión efectiva sobre las autoridades de La Habana o, de lo contrario, seguiremos año tras año en las carteleras de la infamia, como el top-ten de los países más violadores de la libertad de expresión.

About the Author

Orlando Luis Pardo Lazo was born in Havana City and still resides and resists there, working as a free-lance writer, photographer and blogger. He is the author of Boring Home (2009) and is the editor of the independent opinion and literary e-zine Voces.

View all articles by

Leave a Comment

comm comm comm

Fearless, Ink.