Honduras: una Nueva Corte Suprema de Justicia o Sigue la Vieja Práctica de las Componendas Políticas?

by    /  August 28, 2015  / 1 Comment

Para el 25 de enero de 2016 se tiene prevista la elección de la nueva Corte Suprema de Justicia, CSJ, en Honduras. Cualquiera que no sabe que para este propósito se fabrican componendas políticas en el país, pensaría que en realidad es una nueva corte, pero eso es un sueño, quienes llegan a ocupar las sillas de las magistraturas ya van membretados por grupos de poder que les interesa tenerlos allí para que les cuiden sus asuntos.

  1. Honduras has one of the world’s highest murder rates. It is also one of the most dangerous countries to practice journalism, ranking 129th out of 180 in the 2014 World Press Freedom Index. Journalists are regularly threatened, attacked, and killed for their work. The Honduran government fails to punish those who use violence against reporters, essentially granting them impunity. This space will be dedicated to examining the lack of protection for Honduran journalists exercising their profession. Topics will include the use of state-sponsored advertising as a mechanism to reward or punish publications, and censorship and self-censorship as hindrances to democratic progress.
  2. Born in Cofradía, Honduras, Dina Meza has been recognized by PEN International, Amnesty International, Index on Censorship and Reporters without Borders for her work as a journalist and human rights advocate. Currently, Dina is the driving force behind the creation of Honduras PEN Centre. In 2013, she wrote “Reign of Terror,” an in-depth report on threats to Honduran journalists for Index on Censorship’s magazine. In 2014, she was named one of Reporters Without Borders’ “100 Heroes and Heroines of Information.”

Desde el año 2001 se creó la Ley de Junta Nominadora para la elección de magistrados a la Corte Suprema de Justicia, se suponía que este proceso iba a terminar con la politización del Poder Judicial, pero no fue así, las cosas continúan similares hasta ahora, porque al igual que con los otros operadores de justicia, en el Poder Judicial también se reparte el pastel entre los que tienen la sartén por el mango, en detrimento del pueblo hondureño.

La Corte Suprema de Justicia es el más alto tribunal del Poder Judicial, está conformada por 15 magistrados, hombres o mujeres, que son electos por el Congreso Nacional con el voto favorable de dos terceras partes de la totalidad de sus miembros, que suman 128 parlamentarios.

Allí en el Congreso Nacional es donde se cuecen las habas, se hacen las negociaciones previas antes de que los nombres que ya han sido negociados, integren la lista de los “elegidos,” pero ya es sabido que quien logra pasar las etapas de los pactos de las sombras de la noche, lleva un mandato, obedecer a quien le propuso al cargo, en el cual permanecerá por siete años, con la opción a ser reelecto.

Paralelamente a los cabildeos y negociaciones de los grupos de poder para llevar sus peones a la suprema corte, hay organizaciones de sociedad civil que pujan porque se cambie la forma de elegir a los magistrados y han señalado que deben llenar un perfil de idoneidad, honestidad , independencia, con méritos y capacidades demostradas en el ejercicio de la función jurisdiccional.

La Corte actual tiene muchos cuestionamientos, la independencia no existe y han violentado lo poco que quedaba de las ruinas de la institucionalidad en Honduras. Aprobaron una disposición para permitir la reelección presidencial, solamente porque al actual presidente de la república se la ha antojado quedarse por mucho tiempo en el poder.

Han criminalizado la protesta social con la apertura de juicios a defensores y defensoras de derechos humanos, con el propósito que se instaure el miedo. Igual con estudiantes de la universidad nacional que reclaman democracia en su centro de estudios, hay juicios pendientes que no llenan los requisitos para continuar, sin embargo la estigmatización de los liderazgos estudiantiles hace que se actúe coordinadamente desde los distintos operadores de justicia para mandarlos a la cárcel si siguen en su afán de protestar, porque el autoritarismo copó los predios universitarios y alejó el diálogo de las autoridades que están borrachas de poder.

La elección de este nuevo período de la Corte Suprema pasa por una coyuntura difícil para quienes se han abrogado el poder de la nación. El pueblo de Honduras ya no es el mismo que hace 30 años, hoy es demandante, no lo engañan, se acabaron las patrañas.

Por la parte de quienes consideran a Honduras como su negocio personal, si bien es cierto tienen menos probabilidades de que les crean sus mentiras, han incrementado su aparato de seguridad, de gendarmería, que les protege sus ilegales actuaciones, las cuales ya no esconden.

El uso de la fuerza es una herramienta que no será desechada. Para el actual gobernante quien ha concentrado el poder de la nación en uno solo, donde él manda a todo mundo, le quedan dos opciones: llevar a magistrados que le seguirán todo su juego de la reelección y le protegerán para que su propósito se cumpla, pero si no logra conformar la lista de todos los magistrados a su favor, la segunda opción es reelegir a la corte actual y quitar uno que otro que podría no ser de su agrado para mantenerse en el poder.

A la par de eso, la esperanza para que los malos presagios no se cumplan, es que el pueblo de Honduras que hasta ahora ha caminado muchos kilómetros con las antorchas de la esperanza en sus manos, tome las riendas completamente y rescate la soberanía popular, desmantelando la corrupción, la impunidad y cerrando un ciclo de ignominia. Ojalá que ese día esté cerca!!.

About the Author

View all articles by

One Comment on "Honduras: una Nueva Corte Suprema de Justicia o Sigue la Vieja Práctica de las Componendas Políticas?"

  1. Gladys Lanza Ochoa August 31, 2015 at 4:49 pm ·

    Efectivamente los grupos de poder utilizan diferentes disfraces para evadir la “democracia” o se inventan formas para engañarnos el procedimiento que hay que seguir para la elección de la Corte Suprema de Justicia es un disfraz que se desgasto en el camino, muy poco le sirvió porque el pueblo no es tonto aunque esos grupos de poder lo crean, así que hoy estamos de nuevo cuestionando esa forma de elección porque se presta a la manipulación y de nuevo colocan a sus seleccionados para que NADA CAMBIE, TODO SIGA IGUAL. Dignidad contra dinero, es lo que se juega en este proceso. Pensándolo bien, el procedimiento u otra forma de elección es igual lo que hay que cambiar son las autoridades que no respetan al pueblo, autoridades respetuosas de los principios de la verdad, el respeto y la justicia.

Leave a Comment

comm comm comm

Fearless, Ink.