The Fake Cuban Migration Reform (Spanish Text)

by Orlando Luis Pardo Lazo    /  October 29, 2012  / No comments

1947 Cuban Passport

1947 Cuban Passport. Photo: Silvia Calderon.

El gobierno cubano ha anunciado oficialmente que, a partir del 14 de enero 2013, eliminará los humillantes Permisos de Entrada y Salida al país, que han sido durante décadas la base del apartheid migratorio que dividió a la familia cubana en: exiliados (no pueden regresar o residir en su patria) e “insiliados” (no pueden salir libremente de la Isla).

  1. ¿Vale la pena enfocarse en las imágenes y palabras escapadas de la última utopía viviente en la Tierra? ¿Es la Cuba de hoy un país contemporáneo u otro idilio idiotlógico en el desierto ladinoamericano? ¿Nostalgia post-Guerra Fría con culpa o complicidad del Primer Mundo? ¿Cabe confiar que una Rewwwolución en Red removerá al régimen retrovolucionario de 1959? Aspiro a provocar más dudas que certezas. Leer o no leer: he aquí la cuestión.
  2. Orlando Luis Pardo Lazo nació en La Habana de 1971, donde aún reside y resiste. Como bloguero independiente, es escritor y fotógrafo. Su más reciente libro de ficción se llama BORING HOME (Garamond, 2009). Desde 2010 es el editor el e-zine literario y de opinión VOCES.

Los Permisos de Entrada y Salida eran una visa represiva que el Ministerio del Interior colocaba en el pasaporte, sin la cual no podían atravesarse los aeropuertos cubanos. Se usó como chantaje político para comprar el silencio de los ciudadanos. Los profesionales, por ejemplo, necesitan esperar años antes de que se les conceda su derecho a viajar. La disidencia pacífica simplemente nunca lo logra, a menos que pida salir “a perpetuidad”, una figura legal típica de las peores dictaduras latinoamericanas.

La trampa de la reforma anunciada por el General-Presidente Raúl Castro el 16 de octubre en La Gaceta Oficial, reside en que ahora el filtro se transfiere al propio pasaporte: no todos los cubanos tendremos derecho a tenerlo.

Según el Artículo 23 del Decreto-Ley 302 recién publicado, se puede denegar el pasaporte por “razones de Defensa y Seguridad Nacional”, por “obligaciones con el Estado cubano o responsabilidad civil”, entre “otras razones de interés público”, para “preservar la fuerza de trabajo calificada para el desarrollo económico, social y científico-técnico del país”.

Es decir, el gobierno socialista garantiza su control esclavizante sobre la gran masa obrera, violando nuestro derecho humano a viajar y elegir dónde residir. En la práctica, la sociedad cubana vuelve a caer tras un Telón de Acero (o, en este caso, de Azúcar).

La repercusión mediática le ha hecho creer al mundo que eliminar los Permisos de Entrada y Salida a Cuba es una apertura liberal democratizante. Pero lo que ha ocurrido es sólo un golpe de teatro: cambiarlo todo para que no cambie nada.

About the Author

Orlando Luis Pardo Lazo was born in Havana City and still resides and resists there, working as a free-lance writer, photographer and blogger. He is the author of Boring Home (2009) and is the editor of the independent opinion and literary e-zine Voces.

View all articles by Orlando Luis Pardo Lazo

Leave a Comment

comm comm comm

Fearless, Ink.