Oh, Lord, Would You Buy Me a Mercedes Benz? (Spanish Text)

by Orlando Luis Pardo Lazo    /  January 20, 2014  / 1 Comment

El 10 de enero del 2014, el Estado cubano liberalizó la venta de carros. Por primera vez en más de cinco décadas de Revolución, no será necesaria una autorización del Ministerio de Transporte para comprarse un carro en Cuba. Pero, en un país donde los salarios más altos apenas rebasan los 40 dólares al mes, los precios de estos vehículos son como un sueño surreal.

  1. ¿Vale la pena enfocarse en las imágenes y palabras escapadas de la última utopía viviente en la Tierra? ¿Es la Cuba de hoy un país contemporáneo u otro idilio idiotlógico en el desierto ladinoamericano? ¿Nostalgia post-Guerra Fría con culpa o complicidad del Primer Mundo? ¿Cabe confiar que una Rewwwolución en Red removerá al régimen retrovolucionario de 1959? Aspiro a provocar más dudas que certezas. Leer o no leer: he aquí la cuestión.
  2. Orlando Luis Pardo Lazo nació en La Habana de 1971, donde aún reside y resiste. Como bloguero independiente, es escritor y fotógrafo. Su más reciente libro de ficción se llama BORING HOME (Garamond, 2009). Desde 2010 es el editor el e-zine literario y de opinión VOCES.

La mayoría de los vehículos cuestan cientos de miles de CUC (moneda convertible cubana equivalente a un dólar). Al cambio oficial dentro de la Isla, eso significa varios millones de pesos cubanos.

Un Peugeot 4008 de 2013 vale 239,250 CUC, por ejemplo, cuando su precio en España ronda los 32,000 euros (unos 44,000 CUC). Algo similar ocurre con los Geely chinos y los Mercedes Benz y BMW: los precios internacionales se quintuplican y más dentro de Cuba.

Para colmo, no se facilita crédito alguno al comprador.

El mensaje es muy claro: ahora es legal comprar carros, pero ningún cubano puede justificar semejante cantidad de dinero, pues es mucho más de la suma de sus salarios en vida.

Sólo las empresas estatales (no hay otras en Cuba) podrán importar estos carros. Y el gobierno se ha justificado alegando que la descomunal plusvalía será invertida en desarrollar el transporte público.

La disidencia nacional y la prensa internacional se han ensañado con el gobierno cubano después de que anunciara estos precios. Pero para mí no es sorpresa. Donde no hay economía libre de mercado, se habita en un imperio donde la voluntad personal de quienes se perpetúan en el poder está muy por encima del derecho y también del sentido común.

Así, las reformas raulistas durarán mientras viva su promotor, Raúl Castro. Después de él, vendrá no sólo el diluvio sino el delirio, cuyos síntomas ya se anuncian hoy en cientos de miles de CUC.

About the Author

Orlando Luis Pardo Lazo was born in Havana City and still resides and resists there, working as a free-lance writer, photographer and blogger. He is the author of Boring Home (2009) and is the editor of the independent opinion and literary e-zine Voces.

View all articles by Orlando Luis Pardo Lazo

One Comment on "Oh, Lord, Would You Buy Me a Mercedes Benz? (Spanish Text)"

  1. AT January 21, 2014 at 12:03 am ·

    Creo que en esta absurda movida hay gato encerrado. Puede ser una maniobra para saber cuanto dinero obtenido a traves de la bolsa negra durante anos, esta enterrado en los patios o debajo de los colchones. Cual es la verdadera economia subterranea y contrarevolucionara. Que los duenos de esas ilicitas fortunas se autodelaten y por pura estupidez o pretension ( un rasgo muy cubano), lo saquen a la calle para comprarse su “carrito”. Tambien pueda estar relacionado con la cuestion de una sola moneda que esta por venir. Quien sabe. Lo que si se, es que esos maquiavelicos no hacen nada sin obtener algun provecho.

    Para ti, un abrazo infinito.

Leave a Comment

comm comm comm

Fearless, Ink.